beneficios del silencio

CUATRO IMPORTANTES BENEFICIOS DEL SILENCIO

No hay nada que sane más que el silencio. Y los gatos son los grandes maestros de ceremonia que nos invitan a practicarlo. Si hay algo que un gato nos trae a la vida es la invitación a la quietud y al silencio y con ello, los regalos de la interiorización y del contacto con lo que tenemos oculto o adormecido. Acompañar a un gato más o menos rato en su quietud y silencio abre puertas de nuestra consciencia que nos enriquecen como pocas cosas en la vida.
Más allá de la dimensión espiritual, la ciencia ha demostrado sus beneficios. Estos son 4 hallazgos científicos sobre los portentosos prodigios del silencio y cómo se traducen en el cerebro:

Libera tensión del cuerpo y del cerebro
Estar en silencio hace que descansen las neuronas de la corteza auditiva y, con ello, las zonas del cerebro relacionadas a la atención.

El silencio y la neurogénesis
Permanecer en silencio permite desarrollar nuevas células en el hipocampo, la zona del cerebro que involucra a la memoria y al procesamiento de las emociones. se comprobó que estas células se convertían en neuronas, lo cual es excelente, pues generar nuevas neuronas es vital para la salud óptima del cerebro.

Potencia la sensibilidad y la empatía
Además de poder generar nuevas y necesarias neuronas en el hipocampo, el silencio está asociado a otras áreas del cerebro de alta sensibilidad y donde es generada la empatía –e incluso, los sentimientos de amor–, como el giro supramarginal, que necesita de tranquilidad y silencio para funcionar adecuadamente y promover la empatía, ya que los ambientes de estrés promueven exactamente lo contrario.

Estimula otro tipo de atención
Cuando el cerebro está en silencio también se activan procesos de atención, aunque de un tipo distinto a los que conocemos, que también son necesarios para guardar energía sin dejar de estar presentes. En una investigación publicada en el 2001 se halló que el silencio promovía el descanso de la corteza prefrontal, que entraba en un “modo de fábrica” necesario para ahorrar energía, pero promovía un tipo de atención más pasiva: una habilidad, según pudieron observar los investigadores, que hemos perdido con el pasar del tiempo, pero que podría ser evolutivamente fundamental.
Silencio es algo que necesitamos: un remedio natural contra nuestra vida moderna intoxicada de tanto ruido. 

Y ahí, al lado tuyo tienes al mayor maestro del silencio que puedas imaginar. PRUEBA A SEGUIRLE.😻🙌

Compártelo en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *