Psicología ANIMAL Y HUMANA. CONTACTO. comunicacióN. TELEPATÍA.

HUMANIMAL ES

Cada especie tiene sus características y formas de vivir. Entender las leyes naturales de cada animal es fundamental para tener una buena relación con él.  Ellos viven a nivel emocional y conectados al corazón; no con nuestra constante frecuencia mental . Conociendo y aplicando la psicología animal se pueden corregir muchas problemas que nacen por desconocimiento y van en contra de la esencia animal.  

El contacto con los animales nos pide superar nuestras muchas de nuestras formas humanas de responder. Nuestra psicología puede beneficiarse mucho de la animal. Entender algunos de nuestros clichés nos permite crear relaciones más saludables para ellos.

La calidad de los contactos que tenemos con nuestros animales depende de muchos factores. Los animales se comunican continuamente de diferentes maneras: olores, posturas, conductas etc. Establecer una buena comunicación pasa por entender estas formas. A esto se une la comunicación emocional que a nivel inconsciente está siempre operando. Ellos son maestros en ese nivel y entenderles nos ayuda a tener un mayor equilibrio.

La comunicación telepática es otra forma de comunicación. En el contacto con animales la telepatía nos da una comunicación natural al corazón y al sentir del animal. La información que ellos nos dan es directa y sin dobleces, lo que permite entenderles y ayudarles a niveles muy profundos.

El mejor camino para superar muchos problemas que hoy tienen los animales es integrar la parte física con la psicológica. La enfermedad física nos habla también de problemas psicoemocionales que hay que tratar para ayudar a ese animal. Ellos son especialmente sensibles y responden enseguida a esta atención. El encaje global e integrado de todos estos aspectos es el punto central de esta terapia integrada. 

TOCANDO EL CORAZÓN ANIMAL

Todo cuerpo físico manifiesta el estado de equilibrio o todo lo contrario. Muchas patologías físicas tienen que ver con problemas originados a nivel energético o psicológico. Cuando se aborda  este aspecto psicológico, el tratamiento de la enfermedad es más completo. El  contacto diario crea unos lazos emocionales muy definidos entre el animal y su persona. Poner el foco ahí ayuda a superar la enfermedad. En los animales este proceso de recuperación es más rápido. Ellos viven en lo que ES, y si eso cambia, reaccionan enseguida 

La psicología descifra la vida de forma muy diferente a la humana. Algo que hacemos mucho es “humanizar” al animal, proyectar en él características nuestras. Nos responden haciendo de espejos. Cuando entendemos este mecanismo, muchos de sus comportamientos “problemáticos” cobran otro significado. Con la terapia integrada conseguimos que esa carga psicoemocional desaparezca y aumente su bienestar psicológico. 

  •  Sabes qué necesita tu animal y aumenta su salud y bienestar
  • Comprendes su comportamiento y mejora la convivencia
  • Le acompañas en su enfermedad o proceso de muerte
  • Le permites ser animal y no caer en una tóxica humanización
  • Descubres cómo te ayuda a crecer y mejora la salud psicoemocional
  • Fortaleces vuestro vínculo y sois verdaderos compañeros de vida